En los procesos espirituales y de desarrollo interno del SER , también nos gusta mucho diferenciar y separar a  quien está dormido y a quien está despierto.

Si un Ser a “despertado” (sabe que es mucha más que este cuerpo físico, que es un SER Espiritual viviendo una experiencia física, etc., etc.) muchas veces define a quien no ha llegado a ese punto como una persona dormida. Nos gusta decir: «…esa persona está dormida, o la mayoría de las personas en el mundo están dormidas….»

Realmente ¿Cuan despierto estamos?  ¿Llamaría al otro dormido si realmente estuviese despierto?

¿Mi campo emocional se descontrolaría si realmente estuviera despierto?  ¿Me enojaría, angustiaría o envidiaría? ¿Le tendría miedo a la muerte, mía o de un ser querido por más pequeño que sea si realmente estuviera despierto?

Realmente ¿Cuan despierto estamos?  ¿Llamaría al otro dormido si realmente estuvise despierto?

Quizás todos estamos en un proceso de despertar, pero no hemos despertado realmente del todo.

Es tiempo de poner en práctica el Amor Divino la mayor parte del día, no juzgar, no criticar y no separar al otro por sentirme más despierto.

Nuestro ego, nuestra personalidad todavía está en control. El personaje, no el actor, sigue comando gran parte de nuestro día a día. Gran parte del tiempo quien esta a cargo es el personaje en este gran teatro de la vida.

Deberíamos realizarnos estás preguntas antes de considerarnos realmente despiertos:

¿Dejo que el Amor Divino entre en mi en todos los momentos? ¿Dentro de mis hábitos diarios el que más se repite es conectarme a lo superior y escuchar mi corazón? ¿Me siento unido con todo, todo el tiempo?

Comparto estas grandes palabras de Mooji:

“Si crees que es más “espiritual” andar en bicicleta o utilizar el transporte público para moverse, eso está bien, pero si juzgas a alguien que conduce un auto, entonces estás en una trampa del ego.

Si crees que es más ‘espiritual’ no ver la televisión porque crea problemas en tu cerebro, eso está bien, pero si juzgas a quienes todavía la ven, entonces estás en una trampa del ego.

Si crees que es más “espiritual” evitar chismes o los medios de comunicación, pero juzgas a aquellos que leen estas cosas, entonces estás en una trampa del ego.

Si crees que es más ‘espiritual’ hacer Yoga, convertirse en vegetariano, comprar solo alimentos orgánicos, comprar cristales, reiki, meditación, usar ropa “hippies”, visitar templos y leer libros sobre iluminación espiritual, pero enjuicias a quien no hace esto, entonces tu estás atrapado en una trampa del ego.

Estar siempre consciente para sentirte superior. La idea de que tú eres superior es la indicación más grande que te encuentras en una trampa de tus egos.

El ego quiere venir a través de la puerta de atrás. Tendrás una idea noble, cómo empezar el yoga y luego se tuerce para servir a su objetivo de sentirte superior a los demás.

Empezarás a menospreciar a aquellos que no están siguiendo tu “camino espiritual”.

Superioridad, juicio y sentencia. Estas son las trampas del ego.

Mooji*

Es tiempo de poner en práctica el Amor Divino la mayor parte del día, no juzgar, no criticar, no separar al otro por sentirme más despierto. 

 Si todavía no podemos hacer eso, ¿cuán despierto estamos?

*Anthony Paul Moo-Young, conocido como Mooji, nació el 29 de enero de 1954 en Port Antonio, Jamaica. En 1969, él se trasladó al Reino Unido y está viviendo actualmente en Brixton, Londres Mooji es un discípulo directo de Sri Harilal Poonja, el renombrado Maestro de Advaita, o Papaji, como lo llaman sus seguidores.

Si prefieres escuchar el audio dale play al enlace de abajo

https://www.spreaker.com/user/11352609/cuan-despierto-estoy

https://www.spreaker.com/user/11352609/cuan-despierto-estoy

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *