¿Qué es exactamente una conspiración? ¿Por qué se asocia este concepto con algo malo o siniestro? ¿Quiénes y por qué conspirarían en nuestra contra? 

Un tema tan controversial, pero del que poco se habla, puede dar lugar a muchísimas preguntas. Éstas son sólo algunas y, probablemente, las más comunes. Pero el tema es mucho más vasto y, si nos atrevemos a indagar, podremos sintonizar con información muy reveladora. 

En este contexto, algo que deberemos tener muy presente es que somos seres con libre albedrío, por lo tanto, entender el rol que juegan nuestras decisiones en todo esto es fundamental. 

Que disfrutes de este post y ojalá encuentres de la mano de las conspiraciones, la posibilidad de convertirlas en un gran despertador. 

Entre la Luz y la Oscuridad

La palabra conspirar se podría definir como un acuerdo secreto entre dos o más personas que, de alguna manera, está en contra del Estado o del Bien General. El objetivo de una conspiración puede ir desde derribar el poder, hasta engañar a las masas o atentar contra la libertad de las personas sin que éstas se den cuenta.

En definitiva, conspirar es hacer creer una cosa cuando en realidad sucede otra. De esta manera la información se vuelve poder. 

Podríamos preguntarnos ¿para qué querría alguien conspirar? Para responder esto, primero tenemos que tener en cuenta que vivimos en un campo de polaridades separadas.

Por lo tanto, no podría haber personas buscando la luz si no hay alguien buscando la oscuridad.

Del mismo modo, no podría haber alguien buscando la ascensión planetaria si no hay otros seres impidiéndola o alguien buscando la libertad si hay alguien que no quiere que la alcances. Es la ley del campo

En todo este juego, el mejor truco del lado oscuro de la fuerza es hacernos creer que no existe. Por eso, personas con ciertos intereses que saben que por una vía abierta no lo van a lograr, generan acuerdos secretos para poder hacerlo. 

El Poder sobre el Poder

A causa de la tendencia a generalizar que solemos tener,  muchas veces nos encontramos repitiendo afirmaciones del tipo «el gobierno conspira en contra de los ciudadanos». Sin embargo, así como en cualquier lugar podemos encontrar personas con objetivos no constructivos, en cualquier lugar también podemos encontrar seres con corazones nobles ocupando posiciones claves para derrocar esos intereses.

En lo que respecta al gobierno, tendemos a creer que éste es la máxima autoridad de un país. Pero lo que no sabemos es que hasta el mismo gobierno puede estar siendo tomado por una conspiración que está por encima de él. 

Los supragobiernos, esto es, organismos de poder que están por encima del gobierno, son organismos multinacionales que, movidos por creencias religiosas, por cuestiones financieras, raciales, etc., se encargan de que los gobiernos hagan lo que ellos quieren. El Club Bilderberg, la Comisión Trilateral, el Grupo de los Trece, por nombrar solo algunos, son organismos que operan hace más de 60 años, aunque recién hayamos sabido de su existencia hace apenas 20. Así como existen estos, podrían haber muchos más que nos son totalmente desconocidos. 

Ahora bien, no sólo el gobierno puede caer bajo un mecanismo de control. Muchas veces, la historia, la educación, la antropología y muchas cosas más pueden ser usadas como mecanismo de control para que entendamos algo diferente

Maestros de escuela, por ejemplo, año tras año enseñan a sus alumnos una historia que no es la historia real y, sin saberlo, siguen reproduciendo una ficción que está diseñada para mantener en secreto algunas cuestiones. 

La Pregunta

La clave para salir de esta ignorancia creativa es que nos animemos a cuestionar, a preguntarnos si lo que decimos, pensamos o nos han contado tiene o no veracidad. No animarse a la verdad, termina reproduciendo las mismas historias y los mismos errores de siempre.

David Icke, un gran conspiranólogo, dice que estamos acostumbrados a mirar con orejeras. En el momento en que levantamos la mirada somos capaces de ver mucho más allá.

Hoy en día estamos viviendo una situación inusual en la que gran parte de la sociedad se está animando a cuestionarse muchas cosas, mientras gran parte sólo se conforma con lo que transmite la televisión o lo que escuchan por ahí.

Cuestionarnos aquello que no nos resuena hace que podamos cambiar las cosas que seguimos haciendo por la única razón de que “siempre lo hicimos así”

Control y Poder

Es importante comprender que detrás de toda conspiración hay un sentimiento de soberbia creativa. Quien conspira cree que es mejor creador que los otros, sin reconocer que todos somos parte de la misma chispa divina y, como tales, creadores. 

Todo mecanismo de control que pretende crear por nosotros surge cuando hay una ausencia de poder, precisamente, para tomar el poder que no estamos tomando. Cuando logras empoderarte nada ni nadie te puede influir.

Mantener el auto-control de las emociones es fundamental en todo este proceso.

Cuando te descontrolas emocionalmente, cedes tu poder creador y. si algo está comprobado, es que la mejor manera de controlar a las masas es agitándolas.  

Quien quiere mover a las masas no le importa si usas un pañuelo verde o azul, si eres de derecha o de izquierda, si piensas que la tierra es redonda o es plana, lo que le interesa es que defiendas una posición porque cuando tomamos partido por algo nos dividimos, el campo emocional se descontrola y, como resultado, acabamos peleando entre nosotros.

Antes de entrar en lucha sería bueno que pudieras preguntarte ¿en qué cambia esto mi proceso de transformación? Si te enojas porque hay personas que sostienen teorías ridículas, ya esa teoría está teniendo poder sobre ti. Sin importar si sea cierta o no.

Una decisión

Detrás de tanta conspiración también hay buenas noticias. Quedarse solo con lo que está en los diarios y con lo que aparece en la televisión es la opción de cada uno. Salir de ello está a nuestro alcance si empezamos a darle importancia a la guía que nos proporciona el sentimiento. 

Hoy en día, con toda la información que está disponible en internet, ser ignorante o llamarse «ignorante» es una decisión.

¿Qué vas a elegir?

Claro que así como hay mucha información hay mucha desinformación, pero si algo sostenemos desde hace tiempo es que cada uno lo sabe todo, solo es cuestión de recordarlo. Y la manera en la que se recuerda es escuchando lo que resuena en el corazón.

Cuando el universo conspira a tu favor

La famosa frase «El Universo conspira a tu favor» se ha hecho popular desde hace algún tiempo. Esto tiene una única explicación: Cuando estás en la frecuencia del Amor todo se da de manera perfecta.

Claro que para lograrlo debemos enfrentarnos a algunos desafíos. Muchas veces, cuando tenemos creencias muy arraigadas en nosotros, acabamos conspirando en nuestra contra, boicoteando nuestros propios procesos creativos ¿por qué nos hacemos esto? Es evidente que el ego prefiere estar en confort creyendo lo que cree y haciendo lo que hace porque es más fácil quedarse en las creencias viejas que salir de ellas.

Salir del rol de víctima, esforzarse y ser valiente quizás no sea fácil pero es nuestra decisión.

Al conectarnos a nuestro verdadero origen, al origen de la energía, recuperamos el poder y podemos transformarnos. Cuanto más amor seamos capaces de sentir, más se irán rompiendo todas esas creencias que conspiran en contra nuestra. Solo así podremos volvernos conscientes de que hay Huestes Ascencionadas enteras y todo un universo conspirando a nuestro favor.

Al conectarnos a nuestro verdadero origen, al origen de la energía, recuperamos el poder y podemos transformarnos.

Cuanto más amor seamos capaces de sentir, más se irán rompiendo todas esas creencias que conspiran en contra nuestra.

Solo así podremos volvernos conscientes de que hay Huestes Ascencionadas enteras y todo un universo conspirando a nuestro favor.

Los Maestros Ascensionados, irradiando su Amor y Consciencia en nuestras vida, están a cada momento trabajando en Silencio. Aunque muchas veces a nuestro ego le cueste reconocerlo y se autoadjudique el trabajo, ellos no se enojan, siguen su trabajo, en Amor y Luz.

Pero recuerda, Tú eliges. O te empoderas desde el recuerdo del origen o eres controlado. Obedeces a algo externo u obedeces a tu conexión. Solo de esta última manera estarás creando verdaderamente.

¿Ya tomaste tu decisión? ¡Cuéntanos en los comentarios y comparte con nosotros!

Si prefieres escuchar «toca play»

Escucha»Entre Conspiraciones y decisiones» en Spreaker.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *