La palabra opinión proviene de raíces latinas de la palabra “opinari” que quiere decir formar un juicio. Entonces se entiende por opinión el dictamen o juicio que se tiene sobre algo, alguien o sobre alguna cosa cuestionable en particular. En otras palabras, es el modo o manera de juzgar sobre un asunto en especifico. Otras fuentes definen opinión como el pensamiento de un individuo expuesto sobre algún tema. Otro uso de la palabra es para describir el concepto o fama en que se tiene a una entidad o cosa.

En el ámbito de la filosofía, la opinión o “doxa” según Platón filósofo griego seguidor de Sócrates y maestro de Aristóteles, es un conocimiento parcial no-verdadero, insuficiente e incompleto que se fundamenta en la percepción, se refiere al mundo sensible, es decir a las cosas espacio-temporales, a las entidades corporales, y, en la escala de los conocimientos.

Uno de los conceptos más importantes , es que el ser humano sigue confundiendo las AFIRMACIONES con los JUICIOS. Además, tampoco contamos con la distinción de juicios fundados y juicios infundados, distinción esencial . El lenguaje es engañoso, y una frase como «Juan mide 1,62» y «Juan es bajo» parecen ser similares.

Un prejuicio es una idea u opinión preconcebida (y generalmente negativa) respecto de algo o alguien, es decir, un juicio formado antes de tener la oportunidad de experimentar la realidad directamente. Quienes son dados a este tipo de opiniones o puntos de vista, son llamados prejuiciosos.

Todo juicio u opinion es solo un punto de vista, una forma de ver la realidad. Y esta es vista desde la historia, creencias y experiencias del emisor del juicio. Ningún juicio es verdad es solo un punto de vista desde la experiencias pasadas del emisor. NINGUN JUICIO REPRESENTA LA VERDAD, SOLO UN PUNTO DE VISTA.

Aunque nos cueste entender, ni nuestros propios juicios son verdad.

Esto no implica no escuchar nunca el juicio de nadie. Depende de la autoridad, que yo otorgue al emisor del juicio. Esta autoridad debería de estar basada en el «experti» del emisor en la materia de la que esta opinando.

Los juicios los usamos cuando describimos el mundo, aun cuando no nos han otorgado esa autoridad. La autoridad no se entrega en un acto formal en estos casos. Quien me escucha me la está otorgando si está de acuerdo o no, en su defecto. Si voy conduciendo mi coche y del coche de al lado me dicen “no me gusta como conduces”, probablemente responda “métase en sus asuntos”. Pero si estoy en la academia de conducir, y el instructor me dice lo mismo, mi respuesta será diferente.

Los juicios se deben diferenciar de otras formas de razonamiento, los prejuicios suelen tener raíces en lo afectivo y a través de ellas refuerzan ideas infundadas, que poco o nada tienen que ver con lo que puede experimentarse en la vida real. Puedo recabar la opinion de expertos en determinados temas pero siempre la guía debe ser el sentimiento, no los juicios ni míos ni externos.

Te invitamos a ver o escuchar el podcasts de la conversación de Federico y Juan Pablo Caivano, con respecto a los juicios y nuestros procesos de avance.

Tambien lo podes encontrar en Spotify, Apple Podcasts, Amazon Music, IHeartRadio, Castbox, Deezer en todas las plataformas como Conexion Pineal





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *