Seguramente has oído alguna vez decir «los planes no sirven para nada pero la planeación lo es todo». Es que Planificar es una parte tan importante en el Proceso Creativo como lo es el Ponerse en Movimiento y el Mantenerse Motivado para la Acción.

Si bien cada día es una excelente oportunidad para crear y planificar, hoy queremos invitarte a que te visualices programando la segunda mitad del año! 


¿Cuáles son las metas que te propones alcanzar en esta parte del año? ¿Hacia dónde quieres ir? ¿Estás creando con miedo o te estás animando a empujar tus límites? Y lo más importante quizás, ¿estás creando más de lo mismo o estás yendo por mucho más?


Al momento de planificar es importante que empieces a estrechar tus límites ¿qué significa esto? Que eleves tus estándares, tanto en la vida personal como en el trabajo. Si estás acostumbrado a decir «Me conformo con una relación buena» ¿por qué no mejor empezar a decir «quiero tener una relación excelente»? Y así con todo. 

A veces hay una tendencia hacia la “mediocridad”, un “ir a medias”. Malinterpretamos el proceso espiritual o de conocimiento interno como si fuese que tiene que ser un proceso de carencia. Sin embargo, la Fuente espera a que manifestemos todo su potencial. Por eso es tiempo de que empieces a ponerte metas que estén muy por arriba de lo que hoy son tus habilidades, porque de esa manera tus habilidades podrán comenzar a desarrollarse. Cuando te esfuerzas, tus potencias se ponen a prueba y es así como empiezan a salir. 

Sin pasar a una zona de pánico, es necesario salir de la zona de confort para entrar en la zona de avance. Obviamente esto hará que tengas que esforzarte más, que tengas que dar un poco más de lo que estás dando. Pero la hora de planificar es esta.

Si esperas a que sea el momento justo o tener los recursos suficientes, o a que alguien más te acompañe, es probable que nunca arranques. Cuando te pones en movimiento los recursos aparecen, las habilidades crecen y lo que sea que necesites surgirá desde tu interior para que puedas continuar. 

Avanza que la vida es crecimiento constante. Asegúrate de que en los próximos 6 meses esas metas que hoy están fuera de tu zona de confort queden dentro de tu nueva zona de confort, dentro de tu nuevo espacio de habilidades, para que así puedas seguir yendo por más.

Comienza tu planeación, aterrízalo en un papel, empieza a llevar tu atención hacia eso pero hazlo ahora que el momento para que tu diciembre sea increíble es hoy.


¿Qué tendría que pasar este año para que cuando llegue el 31 de diciembre digas «este fue el mejor año de mi vida»? ¡Déjanos tu comentario!

Listen to «Planea ya lo que resta del año» on Spreaker.

También te puede interesar
Historias que inspiran