La glándula pineal, ubicada al centro de nuestro cerebro, es una de las glándulas más importantes en la vida del ser humano. Quizás su importancia ha llegado a reconocerse principalmente por la relevancia que ejerce sobre múltiples funciones de nuestro cuerpo físico. Sin embargo, desde tiempos inmemoriales, esta glándula, que apenas supera el tamaño de un grano de arroz, ha sido y seguirá siendo el punto de conexión que nos vincula con nuestra verdadera esencia, con nuestro origen. 

¿Para qué Activar la glándula pineal?

La glándula pineal ejerce múltiples funciones en nuestra vida. Por lo tanto, activarla nos trae muchos beneficios.

A nivel biológico es responsable de la producción de melatonina, también conocida como la hormona de la eterna juventud debido a que evita la proliferación de radicales libres. Por consiguiente, al activarla estamos:

  • Fortaleciendo el sistema inmunológico
  • Regulando los ciclos de sueño-vigilia, dando lugar a un sueño reparador.
  • Permitiendo que se produzca la regeneración celular
  • Previniendo el envejecimiento prematuro
  • Recuperando la vitalidad
  • Etc.

Sin embargo, no solo a nivel físico podemos evidenciar sus efectos, ya que es bien conocido por las grandes tradiciones espirituales y civilizaciones, su influencia en nuestra conexión con una energía de origen superior, independientemente de cómo decidamos llamar esa energía: Dios, el Uno, la Fuente, la Vida, etc.

Considerando esto, es claro que los beneficios de activarla trascienden los niveles físicos y se amplían más allá de ellos, permitiéndonos:

  • Lograr la sintonización con personas y eventos en alta frecuencia
  • Incrementar nuestra creatividad
  • Mejorar la concentración
  • Alcanzar estados de felicidad, paz y armonía crecientes
  • Recuperar todo nuestro poder creador y manifestarlo en todos los dominios de nuestra vida.

 La Activación mediante la Conexión

De pequeños – aproximadamente hasta la edad de 7 años- nuestra glándula pineal posee un funcionamiento pleno. Los niveles de melatonina que genera son óptimos para mantener a nuestro cuerpo físico en excelentes condiciones y a todo nuestro ser, en una conexión perfecta con nuestro origen

Sin embargo, con el correr de los años, la glándula pineal comienza a atrofiarse. Los niveles de melatonina empiezan a verse notoriamente reducidos, trayéndonos consecuencias a nivel físico, pero también, y más importante aún, es que nuestro potencial creativo empieza a disminuir. 


¿Cómo recuperar nuestro Potencial Creativo?

Muy simple, volviéndola a activar, lo cual se logra mediante la Conexión.

La Conexión de la glándula Pineal se comprende como una re-conexión con nuestra esencia, con nuestro origen, con esa energía de origen superior. La Conexión nos permite recordar que somos los portadores de un poder creador capaz de modificar todos los dominios de nuestra vida, si tan solo lo aceptamos y nos atrevemos a manifestarlo.  

Ahora bien, es importante que tengas presente que la Conexión a través del Centro Pineal es tan solo una parte de todo un proceso de Recordar nuestro Origen, nuestra esencia. El resto del proceso se completa con nuestro propio camino de automaestría. Por eso es tiempo de recordar que tenemos una gran responsabilidad con nosotros mismos de asumirnos como seres creadores, y eso va a requerir de nosotros esforzarnos y ser valientes.


También te puede interesar
Es Tiempo de Recordar