Te has preguntado alguna vez ¿cómo es posible soñar sin límites en las limitaciones de este campo? 

Como seres creadores que somos, la capacidad de soñar nos es inherente. No podemos crear lo que no podemos soñar. Sin embargo, una capacidad ilimitada como la de soñar, muchas veces acaba siendo recortada -por nosotros mismos- a causa de las limitaciones que creamos sobre lo que podría ser real y lo que no.

Soñar y Crear

Reconocernos como seres creadores es el primer paso para construir nuestros sueños. El segundo, es hacer esa creación desde el ser original que somos. 

Crear creamos todo el tiempo, sabiéndolo o no. Pero cuando nos empezamos a reconocer como creadores, como partes de un Origen -que algunos llamarán Dios, otros la Fuente, etc.- somos capaces de recuperar un potencial que nos pertenece y, desde ahí, crear en perfección. 

Alcanzando ese potencial logramos sobre-elevarnos por encima de las limitantes que tiene la personalidad. Así es como empezamos a crear más allá de lo conocido y nos atrevemos a soñar sin límites.

Es claro que si sólo nos identificamos con la imagen que nos devuelve el espejo -con un nombre, una edad, una profesión, una nacionalidad- aceptamos todas las limitantes que eso implica. Pero cuando reconocemos que somos eso pero también mucho más que eso, es decir, que somos un ser energía completo, manifestando el potencial del origen, podemos empezar a crear y a soñar más allá de las limitaciones.

Desde la personalidad tenemos muchísimas creencias limitantes, hábitos limitantes. Pero desde el Ser, todo es posible y lo imposible lo es hasta que se hace.

Si observamos un poco la historia, en algún momento era imposible volar y alguien soñó que se podía crear el avión. En un tiempo era imposible ir a la India porque estaba cerrada la ruta de la seda y alguien soñó que se podía ir. En algún tiempo era imposible comunicarnos sino era por carta y alguien soñó con crear el teléfono. 

Entonces ¿existen los límites de este campo? Sí, pero hasta que venga un soñador y los rompa.

En este punto es importante que estés atento y procures que las limitaciones de este campo no se conviertan en el marco de tu capacidad de soñar. Para ello tendrás que observar desde dónde estás creando, si desde tus creencias limitantes o desde la capacidad que tienes como el Ser ilimitado que eres. Sólo en este último caso lo imposible se podrá manifestar.

¿Qué crees que hubiese pensado una persona de 1850 si le hubiéramos mostrado el mundo en el que vivimos hoy? Para alguien de aquella época, todo lo que hoy nos es habitual podría haber sido hasta fantasioso. 

Para el Ser original que somos no existen los límites. Él todo lo puede. Alguien podría decir «pero el avión no es producto del ser original»… Pero ¿Realmente creemos eso? ¿acaso existe algo en este mundo que no venga del mismo origen?

Todo le pertenece a la energía única que somos y desde la cual creamos. Todo sale de la capacidad del Ser que no acepta que existen las limitaciones.

Bernal Show solía decir: «El ser racional se adapta al mundo, el ser irracional adapta el mundo a él. Por lo tanto, el mundo es del ser irracional».

¿Qué quiere decir esto? En pocas palabras, cuanto menos te adaptas a la realidad que tienes más chances encuentras de romper esos limites. Cuanto más te adaptas, piensas que es lo único que hay. Nuestro Ser original sabe que puede generar mucho más de lo que sus ojos ven.  Está en sus memorias.

Muchas veces la vida y las creencias nos llevan a pensar que sólo podemos soñar hasta cierto punto y, quizás, hasta cierto momento. Pero el Ser «irracional» -el que actúa sin condicionamientos- sabe que no es así y ante cualquier limitante se ocupa en transformarla. 

La certeza

Dejando de lado las limitaciones, a veces el problema no es la falta de sueños, sino más bien la falta de certeza en uno mismo. Muchas personas no dudarían ni un instante quizás en que podrían crearse cosas maravillosas. Sin embargo, no se sienten capaces de poder hacerlas por si mismas. Sienten que «otro» perfectamente podría, pero no confían en sus propias capacidades para poder hacerlo por su cuenta.

En este punto es importante comprender que por más sueños que tengamos si éstos no están revestidos de certeza, no se van a materializar. La certeza es fundamental en todo este proceso. Puede que ésta no sea constante. Hay momentos en los que probablemente nos sintamos muy poderosos para llevar a cabo nuestros sueños y en otros seguramente toda esa certeza se vea desvanecida.

Lo importante es que en los momentos de certeza nos animemos a dar pasos y cuando sentimos que la certeza se ha ido, recurramos a la conexión para poder recuperarla.

La certeza va a volver. Solo es cuestión de mantenernos constantes y perseverar en los sueños que nos invitan a soñar despiertos. 

No creas que quienes han triunfado no han tenido sus tropiezos. Los hermanos Wright -pioneros estadounidenses de la aviación- intentaron hacer volar casi más de 30 veces el Flyer One hasta que voló. Sin siquiera una formación en aeronáutica, tan sólo abocados al oficio de construir bicicletas, fueron capaces de seguir sus sueños marcando un hito en la historia al hacer volar por primera vez un más pesado que el aire.  

Si piensas en rendirte recuerda esto: dejarse ganar por la incertidumbre es algo que va a estar presente todos los días. Pero el único remedio que tienes es esforzarte y ser valiente.

A veces buscamos la recompensa inmediata, la gratificación instantánea. Sentimos que todos los procesos tienen que tener esa gratificación y si no la encontramos, desertamos. Pero la certeza se gana con la fuerza interna y se consigue cuando dejamos de buscar la victoria inmediata.

Si aprendes a mirar el proceso y quitar la atención del resultado, comprenderás que no tienes excusas para no seguir intentando.

Las personas que logran sus sueños no necesariamente son los más inteligentes, ni los más adinerados, ni los más capaces, sino los que más resisten, persisten y sobrepasan el fracaso. 

¿Estás soñando sin límites? ¡Escríbenos en los comentarios y comparte con nosotros!

1 comentario en “Sueña sin Límites”

  1. Excelente explicación, hice con ustedes la pineal y después de eso pase un proceso increíble, fui testigo de mis propias creaciones buenas y malas. Leer esto me hizo volver a mi centro, el cual perdí no se en que momento. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *